Aplicaciones endodónticas de los pluggers

La aparición de perforaciones radiculares acontecidas durante la creación de la cavidad de acceso constituye una complicación intraoperatoria de dificultad variable atendiendo a su localización y extensión.

En el caso de producirse una perforación radicular, se recomienda el sellado mediante materiales biocerámicos como el MTA o el Biodentine. Estos materiales presentan una elevada capacidad de sellado marginal, y una capacidad biocida que evitan la microfiltración de origen coronal e impiden la recidiva de la infección endodóntica primaria. La manipulación de estos materiales se lleva a cabo mediante instrumental específico (porta-MTA), que permite su aplicación en zonas estrechas y profundas del sistema de conductos radiculares, y su colocación a una longitud preestablecida (pluggers).

radiografía de conductometría

Radiografía de condensación/downpack

Radiografía final/Backfilling

 

Las partes activas de los pluggers presentan dos diámetros distintos, y su selección está condicionada por las necesidades clínicas. En caso de realizar una apicoformación con MTA, el calibrado del diámetro apical seleccionará la selección del plugger, mientras que si se requiere para una pulpotomía, se requieren diámetros mayores.

Los pluggers disponibles actualmente se presentan con un código de colores sujeto a la normativa ISO, que simplifica la identificación del diámetro de las partes activas por parte del clínico:

Diámetro #35-70: Color verde/plata
Diámetro #40-80: Color negro
Diámetro #50-100: Color amarillo
Diámetro #60-120: Color azul

Gama ISO de colores en pluggers (DiaDent)

La gama de pluggers de DiaDent se ofrece en cada uno de estos diámetros además de disponer de un set completo que incluye todos ellos.

Las partes activas de estos instrumentos presentan una conicidad regular del 2%, presentan una morfología ergonómica diseñada para facilitar su utilización, y unas marcas de profundidad para tener un mayor control de la profundidad del instrumento.

Estos instrumentos resultan especialmente eficaces en las técnicas de condensación vertical, para realizar el “backfill” y condensar verticalmente la gutapercha termoplastificada. La gutapercha especialmente formulada posee excelentes características de fluidez con una temperatura de fusión de 140ºC cuando se introducen en la unidad de “backfill”.